May 24, 2015

Enviado en internet

Cómo prender el fogón de una mujer

Amigos hoy vine dispuesto a calentar el ambiente, en los dos últimos artículos que hice hablé de cómo enamorar al hombre y a la mujer, ahora bien, suponte el caso hipotético que lo que yo les dije o mejor dicho, les recomendé, funcionó, los dos cayeron como los propios pe#”jos, los felicito, ahora ha llegado el momento más íntimo de toda pareja, pero como es de suponerse, la primera vez con una persona, siempre te hace dudar de tus capacidades, te pasa por la cabeza cosas como ¿Será que le gustan mi besos? ¿Si le agarro la cintura o le beso el cuello me pegará? Tranquilo yo te voy a enseñar los trucos para que sepas cómo pender el fogón de una mujer.

Mira bien, el primer consejo que yo te doy es que si ella está de acuerdo, se tomen al menos 2 copas de vino, solo para romper el hielo, no para, embriagarla ni mucho menos, si no le gusta el vino, pregunta con cuál bebida se siente más cómoda, yo no soy muy romántico pero para estas cosas me las ingenio, todo con tal de darle un buen rato a la mujer.

Prender el fogón de una mujer no es tarea fácil ni sencilla, debemos ser pacientes ir con calma y prestarle atención a las caricias, antes del pre, trata de que coja confianza contigo para que puedas ver o tener una idea de lo que le gusta. Yo sé que nosotros los hombres somo más carnales y algunas veces no controlamos los impulsos, créeme que lo sé, me ha pasado, pero siempre llega una dama que te enseña a cómo prender el fogón de una mujer.

Toca cuidadosamente, cada parte de su cuerpo y cuando tú sientas tensión muscular o ves que hace un pequeño brinco es porque le ha gustado lo que hiciste, no te de pena, pregúntale si le gustó y repite si es necesario, verás que su cara te lo dirá todo. Hay mujeres que le gusta escuchar la voz del hombre mientras están en el pre, haz la prueba, no está de más, si observas que no le gusta, pues entonces cállate la boca y sigue en lo que estabas. El secreto está amigo mío en escuchar, ver y sentir cada cosa durante el encuentro, el hombre debe activar sus cinco sentidos para darle placer a su mujer.

unos buenos besos, sin baba, son buenos, además le sumas el jugueteo de tus manos sobre su cuerpo, le estás garantizando el viaje al cielo, no empieces el coito hasta que ella te lo pida, créeme, que después de tanto te rogará que lo hagas, bien se con su propia voz o su postura.